lunes, 5 de mayo de 2008

MAYO 2008. INICIO. Renata Duarte fue una importante pianista hace muchos años, antes de casarse con el importante magnate Lisandro Maldonado, quien es posesivo, celoso y abusa de su autoridad para menospreciar a Renata, a quien mantiene junto con su familia, la cuál a pesar de haber sido de abolengo, lo perdió todo, quedando a manos de la suerte por lo que Doña Raquenel de Duarte, madre de Renata, tuvo que casar su hija con el mejor postor.

Renata, como todos los días, toca el piano desesperadamente, transportándose a donde solamente ella sabe, al pasado que añora y ya no puede ser suyo  y es contemplada por Matilde, el ama de llaves, quien la felicita y aplaude por seguir tocando tan maravillosamente como siempre. Matilde le aconseja a Renata que regrese a los escenarios mas Renata sabe que eso es imposible porque Lisandro Jamás se lo permitiría, ya que si en sí se encela de su amistad con un sacerdote, no soportaría que ella conviviera con otros hombres. Matilde pregunta a Renata si aún piensa en Demetrio. Renata, pensativa, solamente suspira.

Demetrio Grimaldi es un importante político entregado por completo a su familia, a la cuál ama y protege por sobre todas las cosas, a pesar de las diferencias que tiene con Virginia, su esposa, la cuál es una mujer vanidosa, arrogante y altanera que solamente se preocupa de si misma y que le guarda resentimiento a Renata Duarte, a quien a pesar de haber pasado muchos años, no ha dejado de odiar. Demetrio lleva una relación asombrosa con sus hijos, Eduardo y Paulina, quienes lo admiran y ven como un ejemplo a seguír, sin sospechar siquiera que la verdad es que Demetrio no ama a su madre, Virginia, si no  auna mujer que conoció en el pasado y a la que jamás volvió a ver: Renata Duarte, pero el destino, por medio de su amigo Esteban, se la ha de regresar, pues es precisamente Esteban quien le pide que deje de pensar en esa mujer y se concentre en la campaña, pues si desea ser gobernador tendrá que vencer a un peligroso rival: Lisandro Maldonado.

Lisandro, de carácter fuerte e imponente, celoso de su esposa y toda su familia, es un importante empresario que guarda un gran secreto:  Débora Lavalle, la cuál ha sido su amante durante muchos años, sin que absolutamente nadie lo descubra. Ambos amantes de entretienen en la casa de ella, quien lo consiente como nadie más segura de que él la ama mucho más que a Renata, con quien cree que Lisandro sigue unido solo por las apariencias sociales. Lisandro sorprende a su amante con un nuevo regalo: Un hermoso convertible que ahce que Débora irradie de alegría. Tras la sorpresa ambos fornican apasionadamente.

Renata visita la parroquia de su fiel amigo, el padre Nicolás, a quien le confiesa estar arrepentida por todos los errores de su vida. Nicolás le acosneja que sea fuerte y no se lamente por los errores del pasado pues la misma vida le recompensará todas sus tristezas.

Raquenel toma el té con Silvana, su hija, quien le asegura estar preocupada por Renata, la cuál no es totalmente felíz al lado de Lisandro. Raquenel asegura que Renata debe soportar a su marido pues de ella depende que la familia Duarte aún siga siendo respetable, además que eso fue lo que eligió. Silvana le recuerda a su madre que no fue precisamente Renada quien eligió casarse con Lisandro. Raquenel pide a Silvana que calle.

Virginia Grimaldi habla con su hermana, Esther, a quien le asegura que a pesar de que muchos años han pasado no puede dejar de sentir la presencia de Renata, la cuál trató de arrebatarle el amor de Demetrio. Esther pareciera entender a su hermana, pero dentro de si misma cree que Virginia es una estúpida y solo le desea mal, por envidia.

Lisandro llega a casa y es recibido por su hija Cuna, quien se queja de la amistad que su madre con el sacerdote, Nicolás. Cuna es caprichosa y consentida totalmente por su padre, quien se siente orgulloso de que sea igual a él. Cuna asegura que ella siempre estará a su lado, así tenga que pasar por encima de Renata, su propia madre. Son interrumpidos por Maria Luisa, hermana y fiel compañera de Lisandro, la cuál lo ayuda con la campaña y también a mantener el orden de la casa, saltando  aautoridad de Renata. Maria Luisa asegura que ella, al igual que Cuna siempre estará al lado de su hermano. Los tres se abrazan.

En una vecindad, Dolores, mujer sumisa y luchona por salir adelante con sus hijos, prende una veladora a la virgen,  ala que reza para que Rodolfo, su parásito esposo, encuentre trabajo y les vaya bien. Dolores mira la manera en la que viven y culpa por ello a aquella mujer, esa a la que desconoce pero que tanto daño les ha hecho a ella y su familia.

Renata llega a casa y Es cuestionada por Lisandro, quien al saber que ella estuvo en la parroquia le pregunta si el padre Nicolás es su amante. Renata abofetea a Lisandro, quien estalla y trata de golpearla, siendo detenido por Cuna, su hija, quien le pide que no haga algo de lo que se pueda arrepentir. Cuna culpa a su madre por la ira de su padre y le asegura que tantas visitas a Nicolás hacen que Lisandro piense mal. Renata huye a su piano, donde se desahoga, tocando.



Esther y su hija Claudia no dejan de criticar a Virginia y su familia, pues ambas envidian lo que los Grimaldi poseen. Claudia asegura detestar por sobre todas las cosas a su prima Paulina, la cuál es presumida y altanera como su madre. Esther le asegura a su hija que algun día los Grimaldi les pagarán todos sus desprecios, menos Demetrio, pues Esther en el fondo hubiese querido tener un marido como él. Claudia se sorprende ante la confesión de su madre, a la que le asegura que a ella no le gustaría tner un padre como Demetrio, si no también un amante como él, y que aún está a tiempo de conseguirlo.

Demetrio les informa a sus hijos que ganará la gobernatura en las elecciones y que ellos deberán sentirse orgullosos pues vencerá a un gran rival: Lisandro Maldonado. Eduardo se porta temeroso y Demetrio le pregunta qué es lo que tiene. Eduardo confiesa estar saliendo con una de las hijas de Lisandro Maldonado. Demetrio, sorprendido, pregunta a su hijo si esa muchacha es buena pues Lisandro tiene pésima reputación pero Eduardo está seguro de que Oriana, su novia, es una buena muchacha. Virginia interrumpe y aplaude, burlándose de la situación y asegurándole a Eduardo seguir el mismo ejemplo que su padre, al enamorarse de la hija del peor enemigo de su padre. Demetrio le exige a Virginia que calle.

Oriana y Daniel cenan con Renata, su madre, a la que le preguntan porqué es débil y soporta el mal humor de su padre, así como las imposiciones de Maria Luisa. Renata asegura que ellos están equivocados y que nada de eso es verdad. Aparece Maria Luisa, quien le pregunta a Renata ahsta cuando dejará de causarle problemas a Lisandro. Renata no soporta tantas preguntas y se retira a su habitación. Maria Luisa aprovecha para soltar veneneno, asegurándoles a Oriana y Daniel que tal apreciera que su amdre tuviera una tórrida aventura con el padre Nicolás. Oriana se levanta de la mesa y le asegura a su tía el entender porqué nunca se casó y se quedó para vestír santos, pues ningun hombre se fijaría jamás en una vívora ponzoñosa como ella. Maria Luisa enmudece ante la reacción verbal de su sobrina.

Renata sufre a solas, en su habitación. Matilde le aconseja que termine su relación con Lisandro mas Renata le recuerda que eso es imposible, pues ambas saben que tiene un gran motivo para no separarse de Lisandro. Un motivo que jamás revelará.

Oriana y Cuna háblan de la situación de sus padres. Como siempre, Cuna defiende a su padre y pone de pretexto la gobernatura, lo cuál seguramente lo tiene nervioso. Oriana cree que su padre es demasiado agresivo y que un día su amdre no podrá soportarlo más. Cuna asegura que si Renata llega a abandonar a Lisandro, lo lamentará.

Virginia se mira al espejo y cree que necesita una nueva cirugía pues se siente arrugada. Demetrio la sorprende y le pide que no piense tanto en si misma y se ocupe de su familia, mas Virginia cree que sus hijos son lo suficientemente mayores para arreglárselas solos. Demetrio le pregunta si alguna vez ha amado a su familia. Virginia responde con otra pregunta. Le pide a Demetrio que le diga si alguna vez ha dejado de pensar en Renata Duarte. Demetrio calla y prefiere meterse en la cama, mientras que su esposa se siqu desmaquillando.

Esther discute con Ignácio, al que reclama no ser igual que Demetrio. Ignácio le pide a Esther que si tanto desea un marido como Demetrio, entonces busque a alguien más y a él lo deje en paz. Esther asegura que Claudia a pesar de pasar de los treinta, no ha conseguido marido por ser hija de un pobretón como él, que vide a costillas de lo que Demetrio les puede dar, como el chalet donde viven, que está casi pegado a la casa de Virginia, la hermana de Esther. Claudia los escucha por la puerta y ríe, asegurándo que ella no solamente tendrá un marido como Demetrio, si no que se casará con el mismísimo Demetrio, aunque tenga que pasar sobre su tía Virginia.

Dolores sufre al ver a Rodolfo borracho, durmiendo en su habitación, de la cuál sale apra reunirse con sus hijos: Pedro Pablo y Julia, quien le dice a su madre que pronto tendrán dinero extra, pues ella sigue ensayando con el grupo musical y pronto, muy pronto, comenzará a ganar dinero. Pedro Pablo, que es tan holgazán como su padre, le recomienda a Julia que deje de soñar y mejor se dedique a lavar y planchar ajeno como su amdre o de plano que se meta de sirvienta en alguna casa. Julia le recuerda a su hermano que él no hace absolutamente nada, mientras ella estudia y ensaya para salir adelante. Pedro Pablo asegura que él no nació para trabajar y que se casará con una mujer rica que lo mantenga.

Lisandro discute con Renata,a la que le exige que no le vuelva a poner una mano encima. Renata le pide perdón por lo sucedido y Lisandro le prohíbe terminantemente que vuelva a verse con el padre Nicolás, el cuál solo le mete malas ideas. Lisandro apaga las luces disponiendose a dormir, pero Renata no puede. No puede sólo de pensar en lo diferente que hubiera sido su vida si hubiera luchado por el amor de Demetrio, al cuál nunca ha podido olvidar.

Un nuevo día comienza y la familia Grimaldi comienza sus actividades. Mientras que la servidumbre sirve el desayuno, Virginia no deja de adorarse en un enorme espejo de la sala. Es interrumpida por Claudia, quien le asegura estar en apuros y necesitar dinero para ahcer unos pagos. Virginia le recuerda a asu sobrina ser bastante mayor y poder conseguir o bien un trabajo o un marido que le de todo. Claudia asegura no estar interesada en ninguna de las dos cosas. Virginia confiesa no tener dinero y ser Demetrio quien maneja las cuentas. Claudia le pide que entonces no se preocupe pues ella hablará con su tío. Claudia sube a la habitación de Demetrio y se da cuenta de que se está bañando por lo que se asegura de que nadie esté cerca y se mete al baño, sorprendiendo a Demetrio, quien se ataranta ante la desnudez de su sobrina, la cuál le asegura que será suya cuantas veces él quiera, por lo que se avalanza contra él, besándolo. Reneto la detiene y le exige que se amrche, asegurándole que él solo puede amar a una sola mujer: la mujer de su vida. Claudia asegura que Virginia es vieja e insípida y que jamás podrá darle lo que ella, Claudia, le ofrece. Demetrio la saca del baño por la fuerza y Claudia ahce una rabieta, marchándose. Demetrio asegura que su sobrina está equivocasa, pues la mujer de su vida fue, es y será siempre Renata Duarte.

Virginia desayuna con Paulina, su hija, la cuál es una importante decoradora, dueña de una casa de antigüedades. Ambas hablan del nuevo pedimento de Claudia y Paulina asegura a su amdre que lo que Claudia necesita e sponerse a trabajar, pues pasa de los treinta y es una buena para anda que lo único que ahce es asisstir a reuniones de alta sociedad en busca de un marido. Virginia le pregunta a su hija cuándo se casará y Paulina asegura que en cuanto encuentre a un hombre de su altura, pues está cansada de pelafustanes. Las dos muejres ven salir a Claudia enfurecida y Paulina ríe, pues cree que su apdre le ha negado dinero. Virgini asegura que a veces le dan gans de deshacerse de su hermana y su sobrina, pues le pesa el haber querido ayudarlas y tenerlas tan cerca, ya que ignácio es un inútil. Paulina cree que tanto Esther como Claudia son unas comodinas interesadas.

Lisandro aparece ante el padre Nicolás y lee xige que deje de darle malos consejos a su esposa. Nicolás asegura no dar consejos a renata, al menos no ocnsejos que la puedan afectar, si no consejos que le abran bien los ojos. Lisandro amenaza al sacerdote, el cuál asegura no temerle y seguir aconsejando a Renata para tener fuerzas y enfrentarse a un marido que no la merece. Lisandro se amrcha de la parroquia y le jura al sacerdote que se arrepentirá.

Renata y Matilde recuerdan el doloroso pasado y Renata asegura sentir curiosidad por saber el paradero del verdadero padre de Cuna, el cuál no quiso saber nada de su hija y se alrgó con su amante. Matilde aconseja a renata no pensar en ellos, pues bastante tiene con pensar en sí misma.

Claudia, ennervada, asegura que Demetrio será para ella, ¡aunque tenga que sacar del camino a su tía Virginia!

Lisandro habla con Maria Luisa, a la que le exige que vigile bien a Renata y se encargue de darle un escarmiento al padre Nicolás. Maria Luisa asegura que eso será un gran placer para ella, que cree que el padre Nicolás se entromete donde nadie lo llama.

Virginia acomoda la corbata de su marido, quien le dice que tendrá una entrevista con Lisandro Maldonado. Virginia no presta atención y solo habla de lo deprimida que se siente, por lo que irá de compras para relajarse. Demetrio le pide que ahga lo que quiera y se marcha. En su soledad, Virginia se mira al espejo y se pregunta si Renata Duarte será tan hermosa como ella.

Oriana y Eduardo se encuentran en el club deportivo y se besan. Eduardo le confiesa a su amada que su padre ya sabe que ella es hija de Lisandro Maldonado y que no le ha importado. Oriana entristece pues cree que si Lisandro se entera de que ella es novia de su rival, entonces tomaría cartas en el asunto. Eduardo la besa y le pide que entonces no diga nada todavía.
 
Renata pregunta a su hijo Daniel cómo va con el grupo musical. Daniel asegura que pronto alguien los contratará para grabar su primer disco y que les irá muy bien, aunque él en el fondo extraña hacer teatro. Renata le propone a su hijo que busque a un buen director, ya que ella puede producirles una obra pequeña. Daniel besaa  su madre y ésta se contenta ante la felicidad y entusasmo de su hijo. Al marcharse Daniel, aparece Matilde, quien pregunta a Renata porqué tanta felicidad. Renata confiesa que talvez ha llegado el momento de enfrentarse a la ralidad y hacer cosas por sí misma, en vez de estar bajo presiones y órdenes. Matilde felicita a Renata por pensar así.

El padre Nicolás recibe una golpiza por aprte de unos malechores, mientras la escena es observada desde lo lejos por Maria Luisa, quien se pregunta si con eso renata dejará de frecuentar a su amante religioso. La malvada mujer arranca su auto y se dirige a casa. Se sorprende al ver a oriana besándose con Eduardo, al que reconoce ¡es el hijo de Demetrio Grimaldi! Por lo que prefiere ir directamente a la oficina de Lisandro, donde le cuenta que Nicolás ha recibido su merecido y que Oriana es la novia del hijo de Demetrio.

Silvana se encuentra con su fiel amiga Débora, quien no deja de preguntarle por la relación entre Renata y Lisandro. Silvana despotrica todo y asegura que Lisandro es un patán pero que el dinero que tiene lo hace demasiado atractivo. Débora se siente feliz de saber que la suerte de Renata es mala, pues en el fondo la odia por ser la esposa de Lisandro.

Pedro Pablo no deja de mirar la TV. Es interrumpido po rsu apdre, quien le pregunta en donde está Dolores, pues desea desayunar. Pedro Pablo se burla de su apdre, asegurándole que ya es demasiado tarde apra desayunar y que Dolores se encuentra en los lavaderos, donde la mujer, lavando, no deja de pensar en lo diferente que hubiera sido su vida si no se hubiera encaprichado con Rodolfo, quién le prometió demasiadas cosas y sólo la llevó a la miseria por culpa de una mujer a la que ella desconoce.

Virginia se encuentra con Diana del Prado, a quien le pide que la visite en casa. Diana confiesa ya no ser la novia de Eduardo y Virginia le promete que ella la ayudará a recuperarlo.

JUNIO 2008. Renata recibe la visita de Raquenel, su madre, quien le pregunta si todo está bien. Renata le confiesa a su madre estar dispuesta a terminar con su desesperación y muy decidida a hacer su vida con o sin el consentimiento de Lisandro. Raquenel le recuerda a su hija que es Lisandro el que se hace cargo de los negocios de la familia y de la empresa de su difunto padre. Renata asegura no darle importancia a eso y estar decidida a ser feliz. Decide salir a dar un paseo con su madre, explicándole sus razones para liberarse de los fantasmas del pasado y, sobre todo, de Lisandro. Raquenel confiesa que en su familia jamás ha habido un divorcio y que no permitirá que Renata sea la primera en dar ese mal ejemplo. Renata asegura no amar a Lisandro y Raquenel le pregunta si aún ama a Demetrio. Renata calla, no dice nada, así que raquenel lo asimila todo y le pide a su hija que si quiere aferrarse a un hombre que no fue para ella, lo haga con el pensamiento, pero que recuerde que Demetrio es un hombre casado y que es el rival más grande de Lisandro.
 
Renata le pregunta a su madre porqué ella y su padre la obligaron a casarse con Lisandro y Raquenel afirma que negocios son negocios y que en ese entonces convenía invertir con los difuntos padres de Lisandro y Maria Luisa, a los cuales ha decidido ayudar desde que se quedaron en la ruina. Renata le asegura a su madre que no seguirá permitiendo ser un objeto que beneficia  a los demás y que está dispuesta a revelarse. Raquenel pone las cartas sobre la mesa: Ella apoyará a Lisandro en absolutamente todo lo que él decida, solo por mantener a salvo el renombre y la casta de su familia.

Lisandro se revuelca con Déora, quien le asegura saber sobre cómo trata a Renata. Lisandro la besa y le exige que entonces se sienta dischosa, porke mientras él trata a renata como la basura que es, a ella la trata como a una reina.

Virginia no deja de pensar en Renata, la mujer que fuera su gran amiga en el pasado y que le arrebatara al hobre que ella siempre amó. Se pregunta si seguirán juntos o si Maria Luisa Maldonado sabrá algo de su paradero.

Renata se entera de que el apdre Nicolás fue severamente golpeado por lo que acude a la parroquia para saber si él se encuentra bien. Nicolás asegura creer que Lisandro fue quien lo mandó a golpear y pide a Renata que tenga mucho cuidado y mejor se marche. Al salir de la aprroquia, Renata se tropieza con Dolores, quien también busca al padre Nicolás.

Silvana busca a Renata y al no encontrarla habla con Matilde, quien le cuenta las nuevas en la casa. Silvana cree que Maria Luisa siempre se ha tomado atribuciones que no le corresponden y que Lisandro es un verdadero cerdo. Matilde le pregunta a Silvana cuándo se casará y la mujer asegura que nunca, pues no quiere correr con la misma suerte que su hermana. Cuna las escucha y las interrumpe, asegurándole a Silvana que Lisandro es todo un hombre y que ella quisiera a alguien como él. Silvana se despide de Matilde, asegurando que no cabe duda que Cuna tiene toda la casta de los Maldonado... sin duda alguna.

Diana del prado busca a Eduardo y le pide que regresen, pues ella no ha podido olvidarlo. Eduardo asegura a Diana no estar más interesado en ella, si no en su novia actual. Diana no piensa arse por vencida y asegura que destruirá el noviazgo de Eduardo.

Furiosa, Renata llega a la oficina de Lisandro y se lleva una enorme sorpresa al encontrarlo besándose con otra mujer: Débora Lavalle. Ante la situación, Lisandro reprime a Renata por su imprudencia y ella le deja claro que lo de su amante no le importa, pero que lo que le ha hecho al padre Nicolás no se lo perdonará nunca. Lisandro le exige que no lo culpe de lo que no ha hecho pero Renata está segura de que él mandó a golpear al sacerdote. En cuanto a Débora, Renata le asegura que no sabe con quien se está metiendo porque Lisandro es un ser despreciable. Renata se marcha, dejando a Débora y Lisandro sorprendidos.

Dolores llega a casa y encuentra a Rodolfo en estado etílico. Le cuenta sobre la misteriosa mujer con la que se cruzó en la parroquia de Nicolás. Rodolfo le pide que no le cuente idioteces y que mejor le prepare algo de comer, pues se siente muy mal. Dolores lo hace.

Daniel ensaya con su grupo musical y alí Julia le presenta a una amiga: Ruth, quien de inmediato pone los ojos en Daniel.

Diana se presenta ante Virginia y Alejandra para contarles sobre la relación de Eduardo con otra mujer. Virginia promete a la muchacha ahcer que Eduardo y ella se reconcilien, aunque Alejandra cree que su hermano es bastante grande como para decidir con quién quiere hacer su vida.

Lisandro llega a casa tras Renata y ambos discuten fuertemente ante Cuna y Maria Luisa, quienes se sorprenden por la valentía de Renata para defenderse después de ser tan sumisa. Renata le asegura a Lisandro estar harta de él y muy arrepentida de haberse casado con alguien tan despreciable. Lisandro la abofetea asegurandole que por él tiene lo que tiene y Renata le recuerda que las empresas que maneja no son suyas, si no de los Duarte. Cuna interfiere para defender a su apdre y Renata le asegura que Lisandro mandó a golpear al padre Nicolás y que a demás ¡tiene una amante! Cuna se sorprende al escuchar eso y le exige a su apdre que le diga la verdad. Lisandro se retira sin decir una sola palabra por lo que Cuna llora. Renata trata de consolarla y se lleva una desilusión cuando Cuna le asegura que si lisandro tiene una amante es por su culpa.

Esther discute con Ignácio, al que le reclama no ser como Demetrio. Ignácio le suplica a Esther que calle y recuerde que lo que tuvieron se terminó gracias a ella. Claudia pide a Esther que deje en paz a su padre.

Maria Luisa, con imprudencia, le cuenta a Lisandro que Oriana se ah hecho novia del hijo de Demetrio Grimaldi, su contrincante. Lisandro abofetea a su hermana asegurándole ser una estupida por ahberse pasado de golpes con Nicolás. Maria Luisa asegura que las cosas se hicieron como él las ordenó.

Dolores no deja de sufrir por su situación y se encomienda a la virgen, a la que le pide que al menos sus hijos sean muchachos de bien. Rodolfo la sorprende y se burla de sus lágrimas, asegurándole que ya lo tiene harto.

Eduardo lleva a Oriana a su casa y tanto Demetrio como Virginia se sorprenden, asegurando que la muchacha se parece a aelguien que ellos conocen. Esther y Claudia se presentan en la reunión y es Esther quien asegura que Oriana es la viva imagen de Renata Duarte. Demetrio sonríe al darse cuenta del parecido, pero no Virginia, quien de inmediato le pregunta a Oriana como se llaman sus padres. Oriana da nombres falsos, desilusionando a Demetrio y aliviando los celos de Virginia, quien asegura a Oriana que Renata Duarte es un nombre que evitan pronunciar en su casa.

Cuna investiga quien es la amante de su apdre y se presenta en el departamento de Débora, a la que golpea cruelmente asegurándole que si se vuelve a meter con su padre lo lamentará. Débora acepta amar a Lisandro y, enfentándose a Cuna, asegura que jamás lo dejará y no descansará hasta separarlo de Renata y casarse con él.

Virginia no deja de pensar en Renata y se pregunta cómo será su vida al lado de Rodolfo, el hombre que Renata le arrebató a Virginia.

Claudia no deja de ser empalagosa con Demetrio y Esther le pide que se tranquilice. Al estar a solas con su amdre Claudia confiesa sentir una enorme pasión hacia su tío, al cuál piensa conquistar a como de lugar. Esther le pide a su hija que se deshaga de esas emociones retorcidas pero Claudia insiste en que Demetrio Grimaldi es el hombre de su vida.

Lisandro le advierte a Renata que si sigue emtiéndose con él lo lamentará. Renata asegura no tenerle miedo y estar harta de él y avisa que retomará su carrera de pianista. Lisandro se lo prohibe pero ella está decidida. Maria Luisa Interrumpe asegurandole a su hermana que Renata lo hace todo por venganza, para mortificarlo y ahcerlo sentir culpable. Maria Luisa se atreve a decirle a Renata que Débora, la amante de Lisandro, es mucho más mujer que ella en todos los aspectos. Renata abofetea a su cuñada y le asegura que quizas una ramera sea más mujer que ella, pero cualquiera peude ser más mujer que la misma Maria Luisa, la cuál está seca por dentro a pesar de su horrendo pasado. Maria Luisa le exige a Renata que calle y renata le advierte que si insiste en hacerle la vida imposible entonces la verdad se sabrá.

Julia comparte con Dolores la felicidad que siente de ser cantante. Dolores felicita a su hija al igual que Rodolfo, quien le pide dinero prestado. Por su parte, Orlando solo se burla de su hermana a la que le asegura que en vez de perder el tiempod eberia de trabajar. Dolores le pide a su hijo que escuche sus propion consejos. Para no ser molestado, Orlando sale de casa y Rodolfo acusa a Dolores del mal carácter de su hijo. Ambos nuevamente discuten.

Lisandro busca a Débora y se sorprende al verla golpeada. Débora, enfurecida, le exige que deje a Renata de una vez por todas o se olvide de ella para siempre.

Renata visita a Doña Raquenel y a Silvana, a quienes les cuenta lo sucedido en su casa. Raquenel le pide a Renata que se contenga y perdone a su amrido pues todos los hombres tienen una amante y es lo más antural del mundo. Silvana defiende a su hermana, asegurando que ella haría lo mismo que Renata. Raquenel teme a que Lisandro tome represalias en contra de todas ellas y de que no quiera mas manejar las empresas Duarte, mas Renata cree que es tiempo de que su hermano vuelva y se haga cargo de todo. Raquenel se opone e insiste en defender a Lisandro. Renata le pregunta porqué lo defiende tanto pero la mujer no dice absolutamente nada.

Daniel cena con Julia en un restaurante que a ella la sorprende. Él le pide que sea su novia y ella acepta a pesar de temer, pues son de sociedades completamente diferentes.

Renata toca el piano y es sorprendida por Oriana, quien le pide que hablen. Renata se sorprende cuando su hija le dice que es la novia ¡del hijo de Demetrio Grimaldi! Renata y Oriana son interrumpidas por Lisandro, quien toma a su mujer de los cabellos y le asegura que ya se le han acabado sus caprichos.

 Oriana le pide a su padre que deje en paz a su mamá y Lisandro le pide a su hija que no se meta y que no se crea que Renata es una blanca paloma, pues esconde secretos del pasado que él está dispuesto a revelar. Renata le pide a Lisandro que calle, se lo suplica con lágrimas y él asegura a Oriana que su madre era una mujerzuela.

Silvana se sorprende al ver a su amiga Débora tan lastimada. Débora le cuenta sobre lo sucedido con la hija del hombre casado con el que anda. Silvana le pide a su amiga que entonces se aleje de ese hombre si jamás le dará un lugar decente pero Débora está enamorada de él y no desea perderlo.

Dolores desahoga con el padre Nicolás todas sus penas, asegurándo que la culpable de todas sus desgracias es esa mujer a la que Rodolfo no puede olvidar. Nicolás le aconseja a su feligrés para que tome fuerzas y empiece una vida lejos de su marido, el cuál no la aprecia ni la ha apreciado nunca. Dolores llora, pues en el fondo ella aún sigue enamorada de Rodolfo.

Lisandro acude a Doña Raquenel, a quien le pide que convenza a Renata para que siga siendo la misma mujer sumisa de siempre. Raquenel le asegura a su yerno que ella ya nada puede hacer por él, pues su infidelidad le ha abierto los ojos a Renata y solo él es culpable de lo que le pasa. Lisandro amenaza a Raquenel con dejar de dirigir las empresas y ella asegura que de ser así, entonces será momento para que su hijo regrese a dirigirlo todo.

Claudia siente que debe hacer algo por ella y le pide a Demetrio que le de trabajo. Demetrio decide ayudarla y le ofrece ser su secretaria personal. Claudia se siente feliz, pues estará más cerca de su tío y podrá conquistarlo.

Virginia piensa demasiado en el pasado y por medio de Esther se entera de que Renata está casada con Lisandro Maldonado por lo que Virginia decide hacer algo descabellado sin decírselo a nadie.

Eduardo es quien ahora asiste a la casa de los Maldonado, donde conoce a Renata, quien se porta amable con él, pues es el hijo del amor de su vida. Renata confiesa saber que su padre pelea por la gobernatura y asegura que, a pesar de ser esposa de Lisandro, ella apoya a Demetrio Grimaldi. Renata pregunta a Eduardo quien es su amdre y se sorprende al saber que Virginia se casó con el hombre al que Renato ha amado durante todo este tiempo. También asegura a Eduardo que ella fue amiga de sus apdres hace mucho tiempo, pero que quizás ellos ya no la recuerden. Eduardo y Oriana insisten a Renata para que asista a casa de los Grimaldi pero ella se siente temerosa, pues no desea enfrentarse al pasado.

En su oficina, Demetrio le dice a ignácio que Eduardo sale con la hija de Lisandro Maldonado pero que esa muchacha se parece mucho a Renata Duarte, a quien Demetrio no ha podido olvidar.

Virginia se presenta en la oficina de Lisandro para entrevistarse con él. Le asegura ser la esposa de Demetrio Grimaldi y tener algo muy importante qué discutir con él. Ante las negativas de Lisandro, Virginia le pregunta si él ha escuchado el nombre de Renata Duarte y él asegura que esa mujer es su esposa. Virginia asegura saberlo y comienza a calumniar en contra de ella, asegurándo conocerla muy bien. Lisandro le da las gracias a Virginia y le asegura no estar interesado en lo que ella le pueda decir, por lo que la saca de su oficina. Afuera, Virginia se cruza con Maria Luisa, quien asegura que a ella sí le interesa saber todo acerca de Renata Duarte pues, al igual que Virginia, la quiere destruír.
Orlando le pide a su padre que se aleje del alcohol y se dedique a trabajar pues Dolores luce cansada. Rodolfo asegura a su hijo que es a él al que le toca ver por sus padres, en vez de ser un holgazán bueno para nada. Orlando pregunta a su padre si no deseó nunca salir adelante y Rodolfo confiesa que lo único que desea es morirse, pues en el fondo vivie atormentado por el recuerdo de Renata Duarte y los hijos que tuvo con ella.

Renata y Oriana llevan a Eduardo a su casa y allí Renata se encuentra con Demetriio, quien al verla la reconoce y se acerca a ella, preguntándole cómo es que dio ocn él. Oriana y Eduardo entran a la casa dejándolos solos, para que ambos después lloren tras su reencuentro. Demetrio le jura que siempre la buscó pero que jamás logró encontrarla, como si se la hubiera tragado la tierra, tras casarse. 
Renata asegura que su vida siempre fue un infierno al lado de Rodolfo, del cuál se separó. Demetrio le pide a Renata que baje del auto sin dejar que ella termine de hablar y al bajarse ésta, la besa apasionadamente asegurándole que ahora nada los separará. Está a punto de besarla y son descubiertos por Virginia, a quien Renata no reconoce debido a tantas cirugías plásticas. Virginia se presenta y Renata la saluda amablemente y la llama amiga. Virginia le deja claro que ahce años que ellas no son mas que dos extrañas y que no deseaba tener la desgracia de volverla a ver. Demetrio exige respeto para renata pero Virginia explota y le asegura a Renata que es muy tarde para que intente robarle al marido nuevamente, y mucho menos siendo que ella está casada con el peor rival de Demetrio: Lisandro Maldonado. Demetrio se sorprende al escuchar eso y en cuanto Oriana sale de la casa, renata le pide que se suba al auto. Las dos lo hacen y Renata arranca, marchándose. Virginia le prohíbe a Demetrio que se vuelva a ver con esa mujer y le exige a Eduardo que termine su relación con Oriana.

Maria Luisa llora amargamente en su habitación y es sorprendida por Cuna, quien la abraza y le pide que le diga qué es lo que le sucede. Maria Luisa se aferra a su sobrina asegurando quererla solamente a ella, como a la hija que nunca tuvo. Ambas comparten sus resentimientos y odio hacia Renata, a la que culpan de sus infelicidades.

Julia necesita ir urgentemente a casa de Daniel para informarle que les han dado un contrato para grabar un disco, pero solo Orlando puede llevarla en la carcacha que tiene por auto y que es su más grande amor. Julia le suplica a su hermano para que le haga ese favor y Orlando acepta solo si le pagan como si fuera taxi. Julia le da dinero y ambos emprenden el viaje hacia la mansión Maldonado Duarte.

Renata le cuenta a Matilde que ha encontrado a Demetrio y que este está casado con Virginia. Matilde ríe y asegura que por venganza, Virginia quizás fue capaz de casarse con Demetrio solo para acrescentar su odio hacia Renata.

Maria Luisa asegura a Lisandro que Renata y Demetrio Grimaldi fueron amantes hace mucho tiempo y que si Viriginia deseaba hablar con él, quizás haya sido para prevenirlo de algo. Los celos de Lisandro crecen y le pide a Maria Luisa que hable claro. Maria Luisa afirma estar casi segura de que Renata y Demetrio han sido amantes en secreto desde hace mucho tiempo por lo que, enfurecido, Lisandro sale de su oficina y se dirige a casa donde cachetea a su esposa al llegar, cegado por las calumnias. Renata le regresa la abofetada y le asegura no estar dispuesta a seguír aguantando sus insultos. Lisandro asegura saber que ella y Demetrio Grimaldi son amantes. Maria Luisa apoya a su hermano y tacha a Renata de inmoral. Cuna interfiere y le exige a su madre que diga si en verdad es amante de Demetrio. Renata solamente se encierra en el baño a llorar amargamente, asegurando no querer hablar con nadie.

Oriana y Daniel se enfrentan a Cuna, a la que acusan por creer las calumnias contra su madre. Maria Luisa insiste en que Renata y Demetrio son amantes y Lisandro asegura que es verdad. Oriana se acerca a su padre y le pregunta que en caso de ser cierto ¿qué se siente que te paguen con la misma moneda? Lisandro enmudece ante la pregunta de su hija.

Eduardo confiesa a su padre estar completamente enamorado de Oriana por lo que Demetrio decide confesarle a su hijo el pasado y el porqué del repudio de Virginia hacia Renata.

JULIO 2008. Virginia goza en su habitación, pues sabe que al envenenar la mente de Maria Luisa, ésta le causará problemas a Renata, a la que desea hacer sufrir a toda costa.

Virginia es interrumpida por Esther, a quien le cuenta lo sucedido entre Renata y Demetrio. Esther de inmediato se lo comunica a Claudia, quien exige, furiosa, que le diga quiéne s esa maldita mujer para quitarla del camino, mientras que llena de celos, Virginia jura que será capaz hasta de matar a Renata para que no le vuelva a arrebatar la felicidad.

Raquenel y Silvana visitan a Renata y Cuna les cuenta lo sucedido argumentando que su madre es una golfa. Raquenel abofetea a su nieta y le prohibe que se vuelva a expresar así de su madre. Cuna les pregunta a Raquenel y Silvana porqué jamás la han querido y Raquenel asegura que ella misma, Cuna, ha dado motivos para que la desprecien.

Maria Luisa aconseja a Lisandro que tenga mano dura con sus hijos o de lo contrario terminarán por faltarle al respeto, poniéndose siempre del lado de Renata, a la cuál pueden convencer para que a ellos los despojen de todo lo que han trabajado. Lisandro le pide a su hermana que lo deje en paz y evite envenenarle la cabeza más de la cuenta.

Débora sufre por la ausencia de Lisandro asegurando que ella no puede vivir sin él, sin embargo considera que por su propio bienestar es mejor que lo deje.

Daniel recibe a Julia y Orlando en casa, encerrándose en el despacho los novios para hablar, dejando a Orlando esperando en el jardín. Accidentalmente Silvana pasa por allí y se asombra con la belleza del muchacho, quien sabe lo que posee y le sonríe. Silvana se siente atraída a él, por lo que se le acerca, ahciéndo conversación. Pasado un rato Daniel y Julia los sorprenden. Silvana se despide de orlando y discretamente le entrega su numero de teléfono. Orlando cree que sacará provecho de las pasiones bajas de la tía de Daniel.

Demetrio llama por teléfono a Renata, con la que se encuentra en un restaurant. Renata le pide que no se vean más y le cuenta lo sucedido con Lisandro. Cuando Demetrio se entera de que Virgiia habló con Lisandro, se enfurece y le suplica a Renata que no lo deje ahora, pues a pesar de que los años han pasado la sigue amando. Él la besa y ella le corresponde.

Lisandro se lleva una sorpresa cuando Débora le entrega las llaves del departamento, pues ella no está dispuesta a seguir siendo su amante y gaanrse pleitos que podría ahorrarse. Lisandro se le hinca y le suplica que no lo deje, pues él la ama verdaderamente y está dispuesto a renunciar a Renata para casarse con ella.

Maria Luisa y Cuna salen de compras y repentinamente Cuna siente un mareo y sufre un desmayo, asustando a su tía, quien de  inmediato llama a una ambulancia.

Demetrio le asegura a Renata que ella no es débil, si no que teme a enfrentarse a Lisandro, el cuál le suplicará de rodillas el día en que ella saque las uñas. Renata asegura que Lisandro no es fácil de domar pero Demetrio insiste en que Lisandro solamente usa una máscara de hombre fuerte e imponente para poder usarla a su antojo.

Claudia le propone a Virginia unirse para destruír a Renata ahora que ha aparecido. Esther se une a ellas y Virginia cree que tanto su hermana como su sobrina son sus mejores amigas y aliadas.

Renata visita la capilla del padre Nicolás y allí conoce a Dolores. Nicolás se sorprende al verlas juntas.

Orlando telefonea a Silvana, quien más tarde lo recoge en su auto. Los dos se besan por lo que van a un motel, donde tienen sexo. Silvana le pide a Orlando que sea discreto y él asegura que no dirá nada siempre y cuando vuelva a verla. Silvana siente que un segundo aire ha llegado a su vida.


Julia se queja con Daniel por la actitud de su hermano. Daniel le promete a su novia que encontrará un trabajo para Orlando.

Renata habla con su hermana y su madre, quienes temen a que Arturo, tras su llegada, nuevamente vuelva a hacer de las suyas. Renata cree que hablando con Arturo él se podrá hacer resposable de la empresa. Raquenel se opone pero Renata asegura que es lo mejor pues ella se divorciará de Lisandro tarde o temprano.

Rodolfo discute con Dolores y asegura que encontrará trabajo para que ésta lo deje de molestar. Se lleva una gran sorpresa cuando es casi atropellado en la calle anda más y nada menos que por Virginia, a la que reconoce.

Cuna sufre un desmayo por lo que es llevada al hospital, dandole un buen susto a Maria Luisa y Lusandro, a quienes el doctor les dice que la muchacha padece Leusemia. Maria Luisa se niega a que Cuna se entere de la verdad.

Dolores prepara la cena y es interrumpida por Rodolfo, quien está pasmado. Dolores le pide que le diga qué es lo que sucede y Rodolfo asegura que el pasado está regresando a él.

Lisandro le comunica a Renata que Cuna padece Leusemia. Le muestra los análisis hechos por el doctor Orozco y Maria Luisa interfiere, asegurándole a Renata que si Cuna está enferma es por su culpa. Renata pregunta a Maria Luisa porqué está tan mortificada ¿a caso le pesan demasiado los remordimientos? Maria Luisa solo le responde a Renata cuánto la desprecia.

Demetrio piensa en Renata y decide que la reconquistará aunque eso signifique divorciarse de Virginia y perder a su familia.

Maria Luisa se reúne con Virginia, Esther y Claudia para hacer un plan que destruya a Renata. Tanto Esther como Virginiaconsideran que lo mejor sería hacer creer a Lisandro que su mujer tiene un amante para que éste le haga la vida aún más dificil pero Maria Luisa y Claudia tienen una idea aún más descabellada: Asesinar a Renata.

Lisandro visita a Débora, quien jura haberlo extrañado. Ambos hacen el amor.

Daniel acude a recoger a su amdre en casa de su abuela. Allí le pide que ayuden a Orlando, el hermano de Julia, quien busca trabajo. Renata asegura que ella no puede hacer nada pero Silvana asegura necesitar de un chofer que la lleve a todos los lugares que frecuenta. Doña Raquenel se opone pero es tanta la insistencia de Silvana que terminan por acceder.

Maria Luisa disfruta demasiado, pues está segura de que ahora sí se deshará de Renata Duarte por completo.

Nicolás visita a Rodolfo, al que le suplica que se ayude y ayude también a Dolores, la cuál está cansada y frustrada. Rodolfo asegura que no ha podido olvidar a Renata y Nicolás le asegura que Renata lo ha olvidado a él.

Virginia y Demetrio discuten fuertemente pues Virginia le reprocha seguír enamorado de Renata a la cuál ella destruirá. Demetrio le advierte a su esposa que si intenta hacer algo contra Renata entonces se las verá con él.

Maria Luisa habla en la oficina con Débora, quien le pregunta cómo puede hacer que Lisandro deje a Renata. Maria Luisa asegura que Lisandro jamás dejará a Renata por razones muy poderosas por lo que ella, Débora, tendrá que conformarse con ser la amante.

Renata se reune con Daniel, Oriana, Orlando y Julia, con quienes come. Orlando no deja de agradecer el trabajo que le han dado como chofer de Silvana. Julia asegura a Daniel que su familia es muy buena, sin en cambio la de ella está llena de problemas.

Lisandro habla en la oficina con su brazo derecho, Bruno, quien le asegura que si él logra engañar a Renata ella puede firmarle documentos entregándole las acciones de la empresa, convirtiéndolo en socio mayoritario. La ambición de Lisandro lo seduce a pensar en la idea pues es la única manera de apoderarse de absolutamente todo...¿Lo logrará?


Dolores llora amargamente al recordar lo buena que era su vida  antes de conocer a Rodolfo, el cuál solo la arrastró a la pobreza. Rodolfo le exige que no le haga dramas. Julia interrumpe, asegurando que ha conocido a una mujer muy buena que se llama Renata Duarte- Rodolfo se impacta al escuchar ese nombre.

Renata habla con Lisandro, quien le propone que firme unos documentos autorizando unas cosas de la empresa. Renata trata de leerlos pero Lisandro asegura tener prisa. Aún así Renata los lee y sonríe al descubrir las intenciones de su esposo, al que le asegura que lél jamás tendrá acciones en la empresa.

Paulina se ha comprado nuevo guardaropa y se lo presume a Claudia y Esther, quienesmuestran indiferencia hacia ella. Claudia confiesa sentir rabia y odiar a Alejandra por presumida.

Demetrio e Ignácio hablan sobre sus esposas. Ignácio asegura que vivir al lado de Esther es un verdadero infierno.

Rodolfo se angustia por la cercanía de Renata a su familia y le prohibe a Julia que  se vuelva a ver con esa mujer, pues teme encontrársela.

Virginia y Maria Luisa se presentan ante Lisandro, a quien, con llanto amargo, Virginia le dice que Renata y su mardio fueron amantes hace años y ahora se han reencontrado y reanudado sus amoríos. Lisandro se sorprende. Maria Luisa escupe aún más ponzoña contra renata por lo que Lisandro, herido, asegura que se encargará de hacer pagar a su esposa.

Orlando se pasea con Silvana, quien le pide que vayan de nuevoa un motel, dodne tienen sexo. Orlando confiesa sentirse demasiado atraído hacia Silvana y ella le jura que seguirán siendo amantes pero que no puede haber un compromiso entre ellos.

Doña Raquenel habla con su hijo Arturo, quien le dice que muy pronto llegará.

Julia se presenta en casa de Renata con Dolores, su amdre, a quien Renata reconoce de la capilla de Nicolás. Dolores agradece a Renata el ayudar a Orlando. Daniel aparece y se retira con Julia, es entonces que tanto Renata y Dolores tienen una conversación como si fueran amigas. Dolores asegura envidiar a Renata pues aunque tiene un esposo severo no tiene que mantener a una familia ocn el sudor de su frente ni lidiar con un marido alcoholico que vive obsesionado con el recuerdo de otra mujer. Nicolas aparece en la casa para visitar a Renata y se sorprende al ver a Dolores allí.

Oriana y Eduardo se besan  y son descubiertos por Diana, quien llena de celos asegura que los separará. Les arma una escena pero Oriana responde y la abofetea. Ambas mujeres se desgreñan y Eduardo interfiere asegurándole a Diana que la próxima vez será el quien responda.

Nicolás habla en privado con Renata y le asegura que si no se aleja de Dolores entonces sufrirá. Renata no entiende lo que el sacerdote quiere decirle. Nicolás solo asegura que el pasado está comenzando a retornar.

Silvana llega a casa en compañía de Orlando. Raquenel, al verla tan alegre le pregunta qué es lo que hace el chofer, si llevarla a todos lados o nada mas fornicarla. Silvana se sorprende por la pregunta de su amdre, quien le asegura que a ella no le importa su comportamiento de mujerzuela pero sí el prestigio de su familia. Silvana está a punto de decir algo y Raquenel la abofetea asegurandole que jamás será de alcurnia pues hasta para los hombres tiene gustos excéntricos y vulgares. Silvana llora por las ofensas de su madre.

Lisandro y Maria Lusia, junto con Cuna, llegan a casa, donde encuentran a Dolores y Julia, a quienes Maria Luisa llama chusma y les pregunta qué es lo que hacen allí. Renata interrumpe y asegura a Maria Luisa que si le incomodan sus amistades se puede marchar. Renata presenta a los tres como su linda familia. Dolores y Julia deciden retirarse junto con Nicolás y, al hacerlo, Lisandro empuja a Renata y le prohibe volver a invitar a esa chusma a su casa. Renata le recuerda que esa casa en la que viven a ella se la regaló su padre y que es más casa de ella que del mismo Lisandro. Maria Luisa interfiere, calentandole a la cabeza a Lisandro para que no se deje humillar. Renata asegura a Lisandro estar harta de él, de sus reglas absurdas, de sus maltratos ¡y de su hermana! Le exige el divorcio y Lisandro le responde con una gran cachetada asegurándole que jamás le dará el divorcio para que se revuelque con su amante. Al escuchar eso, Cuna le exige a su madre que le diga si es verdad que tiene un amante. Renata jura que no, pero que cualquier hombre, así sea el más miserable, la haría mucho más feliz que el mismo Lisandro. Todos se pasman ante la contestación de Renata, quien sale corriendo a llorar en su habitación.

Nicolás les pide a Dolores y Julia que no vuelvan a casa de los Maldonado o causarán problemas. Julia lamente no poder hacer lo que el cura le pide pues es novia de Daniel, el hijo de Renata.

Esther le dice a Ignácio que es estúpida la manera en la que Virginia actúa, pues si Demetrio no la ama, lo mejor es que lo olvide. Ignácio asegura que si Virginia deja a Demetrio, éste jamás tendrá ojos para claudia. Esther le asegura a su marido ser un aguafiestas.

Renata sale de casa y se encuentra con Demetrio, a quien le cuenta la situación por la que atraviesa. Demetrio le propone que olvida todo y ambos huyan donde puedan ser felices.

Orlando les cuenta a Dolores y Julia lo genial que es trabajar como chofer de Silvana. Rodolfo tiene el descaro de pedirle dinero a su hijo, asegurándole que si ya es el hombre de la casa tiene la obligación de mantenerlos. Dolores sale en defensa de su hijo.

Silvana habla con Débora, a la que le cuenta sobre sus relaciones con ell nuevo chofer. Ambas muejeres ríen y Débora se sorprende cuando Silvana le cuenta sobre el gran amante que es Orlando y la longitud y grosor de su miembro. Las mujeres hacen bromas.

Renata habla con Cuna, quien no desea verla. Renata insiste aún así y le pide que esté tranquila. Cuna simplemente la rechaza y le asegura desear no ser su hija pues considera a Renata indigna de ser su madre. Renata la abofetea y le asegura que a pesar de todo a ella si le ha gustado ser su madre.

Maria Luisa descubre que Silvana tiene amoríos con su chofer y solo ríe pues tiene un gran morivo para arruinarle la existencia.

Renata habla por telefono con Renato y es descubierta por Lisandro, quien le exige que no se vuelva a ver con ese hombre o lo matará. Renata lo corre de su habitación y él se sale asegurándole que andie le verá la cara de estúpido.

Maria Luisa sigue a Orlando hasta su casa, donde le advierte que tenga mucho cuidado con Silvana, la cuál es mala.

Dolores se vuelve a encontrar en la parroquia con Renata y ambas hablan de sus situaciones. Nicolás las sorprende y les asegura que si van a ser amigas es necesario que sepan algo. Son interrumpidos por Raquenel, quien le pide a Nicolás que hablen. Raquenel le pide al sacerdote que hable con Silvana, la cuál está teniendo amoríos con el chofer.

Débora come con Silvana y son vistas por Lisandro, quien se alarma, pues si Débora le cuenta a Silvana todo sobre su relación entonces Silvana puede desenmascararlo ante Renata.

Dolores se da cuenta de que Rodolfo tiene escondida en el jardín una caja de recuerdos por lo que decide descubrir que es lo que su marido oculta. Dolores se sorprende al ver entre las cosas una foto de Renata Duarte.

Renata toca el piano y se queja con Matilde de su situación, Matilde le aconseja que aunque todo el mundo se le vaya encima, ponga un fin a los maltratos de Lisandro.

Oriana visita la casa de los Grimaldi y Virginia la corre asegurándole que Renata es la amante de su marido. Oriana no puede creer lo que la mujer le dice pero Virginia le repite varias veces que su madre e suna arrastrada y una cualquiera.

AGOSTO 2008. Demetrio se toma unas copas en la oficina y es visitado por Claudia, quien loo  seduce hasta que él cae en sus redes, besándola.

Maria Luisa se ve con Virginia, a la que asegura que Renata la está pasando muy mal pues Lisandro está más insoportable que nunca. Virginia cree que quizás Claudia y Maria Luisa tienen razón y lo mejor será eliminar a Renata.

Matilde reza para que Renata se libere y sea feliz de una vez por todas.

Débora conoce a Orlando y se siente muy atraída a él. Dejan a Silvana en casa y ésta le pide al muchacho que lleve a Débora a la suya. Al llegar al edificio, Débora le pide a orlando que suba y alli se le desnuda, yéndosele encima. Ambos hacen el amor.

Lisandro se rpesenta ante Demetrio y le exige que deje en paz a su esposa. Demetrio asegura qu todas han sido calumnias de Virginia pues entre él y Renata no existe absolutamente nada.

Virginia y Maria Luisa deciden tenderle una trampa a Renata para deshacerse de ella de una vez por todas.

Nicolas busca a Lisandro y le exige que deje en paz a Renata. Lisandro lo cachetea asegurando n tener porque escuchar reclamos de maricas como él.

Durante una cena familiar, Maria Luisa se encarga de servir las bebidas y pone veneno en la de Renata, sin que esta la pruebe. En una ausencia de Maria Luisa, Cuna decide tomar la bebida por lo que mas tarde se convulsiona terriblemente alarmando a todos. Es mandada de inmediato a un hospital y Maria Luisa sufre por lo sucedido culpando nuevamente a Renata frente a todos. Renata pone un hasta aquí y asegura a Maria Luisa ser ella la única culpable de la soledad de Cuna, de su amargura, pues no conforme con abandonarla siendo una recién nacida también le ha envenenado el alma. Maria Luisa llora desgarradamente y todos se sorprenden al enterarse de que Cuna en realidad es su hija, La hija que ahce años rechazó y entregó a Renata y Lisandro para seguir siendo una señorita puritana ante la sociedad.

En su soledad, Dolores añora aquellos años en los que se dedicaba a cantar, soñando en convertirse en una estrella, hasta conocer a Rodolfo, quien al paso de los años no puede olvidar a la mujer que alguna vez amó.

Cuna se entera de que Maria Luisa es su verdadera madre y muere maldiciéndola sin otorgarle el perdón, por lo que Maria Luisa se siente enteramente destruida.

Lisandro se revuelca con Débora, quien le pregunta si no se siente afectado por la muerte de Cuna. Lisandro asegura que Cuna nunca fue su hija, si no su protegida.

Dolores y Julia se enteran de la muerte de Oriana y deciden visitar a Renata para darle el pésame. En el periódico Rodolfo ve una fotografía de Renata y se alegra ¡ha encontrado a la mujer de su vida!

Arturo vuelve de Francia a dar el pésame a Renata, sin embargo Maria Luisa desea tomar protagonismo asegurando que ella es la madre. Raquenel le recuerda que lo mismo debió decir hace tantos años, cuando intentó deshacerse de una criatura entregándola a un orfanato.

Silvana, tras revolcarse con Orlando, su amante, descubre que Débora, su mejor amiga, es la amante de Lisandro.

Paulina y Eduardo hablan de las soledades que viven y sienten. Eduardo le recomienda a Paulina que se distraiga, que viva, y que deje de ser un instrumento de Virginia.

Demetrio ha decidido ir a dar el pésame a los Maldoando pero Virginia se lo prohibe. Él no hace caso de ello y decide ir. Aconsejada por Claudia y Esther, Virginia decide que ella asistirá al entierro de Oriana.

Lisandro y Maria Luisa se impactan al ver llegar a Demetrio y Virginia en el entierro de Oriana. Demetrio y Renata no dejan de cruzar miradas, despertando los celos en sus parejas, mientras que Raquenel maldice la hora en que se haya dado ese encuentro.

Dolores y Julia llegan a casa de los Maldonado y allí Matilde les cuenta la terrible tragedia.

Renata habla a solas con Demetrio, quien le asegura que si ella quiere separarse de Lisandro debe comenzar por la empresa, pues debe aprender a manejarla. Son interrumpidos por Raquenel, quien le asegura a Renata que su obligación es estar al lado de Lisandro, quien, por su parte, habla con Virginia, a la que le pide que hága algo para que su marido no se le acerque a Renata. Virginia cree que ellos dos pueden salir ganando, ella a su marido y él la fortuna Duarte, si desaparecen a Renata.

Rodolfo aparece ante el padre Nicolás y le pide que le diga en donde está Renata. Nicolás se niega a darle esa información. Sin quererlo, Dolores los escucha.

Al paso de unos días, Renata aparece en las empresas, con toque ejecutivo. Lisandro se burla de ella preguntandole qué ahce. Ella asegura hacer lo que debió hacer desde hace mucho tiempo. Lisandro intenta sacarla de la empresa pero ella se zafa de él y lo abofetea, exigiéndole que no le vuelva a poner una mano encima. Se presenta ante todos como la accionista mayoritaria y asegura que de ahora en adelante ella tomará cartas en todos los asuntos relacioandos con las empresas Duarte. Tambien le pide a Lisandro que abandone la oficina pues la que manda desde ahora es ella.

¿Podrá Renata enfrentarse a Lisandro como a un peligroso enemigo que será capaz de todo para destruirla y apoderarse de lo más quiere?

Dolores le pregunta a Rodolfo quién fue en su vida Renata Duarte y qué tiene que ver con ella. Rodolfo asegura que anda y ella le recuerda lo que escuchó en la parroquia. Rodolfo evita el asunto pero Dolores le pregunta si Renata es la mujer que por tantos años él no ha podido olvidar. Rodolfo sale de la casa y Dolores llora amargamente.

Maria Luisa está llena de desconsuelo por la muerte de Cuna. Matilde se acerca a ella para tratar de consolarla pero solo recibe insultos por parte de la mujer, quien asegura que Renata es la única culpable de todos sus sufrimientos.

Virginia le informa a Demetrio que harán un viaje solos. El se opone por lo que ella comienza a discutir, estallando en nervios. Demetrio le pone un hasta aquí a la situación diciéndole a su esposa y a sus hijos que interpondrá la demanda de divorcio.

Renata y Lisandro tienen un fuerte enfrentamiento en su oficina y él aprovecha para bajarle a ella la moral. Débora se presenta y entra. Renata entonces la abofetea y le asegura que puede quedarse con Lisandro, quien no es dueño de nada y muy pronto, tras divorciarse, tendrá mucho menos.

Demetrio se entera de una cena que habrá y en la que estarán presentes los candidatos de todos los partidos. Cree que renata estará ahí y Virginia le prohibe que asista.

Débora se encuentra furiosa y llega a casa, donde la espera Silvana, quien la abofetea también y le asegura que su amistad se ha terminado pues es la amante de su cuñado. Débora se sorprende ¡Silvana es amante de Renata!

Renata y Dolores tienen un encuentro en el que Dolores se porta fría. Renata le pide que le diga qué sucede.  Dolores le cuenta a renata que ella es la esposa de Rodolfo Fernández y que ya está enterada de todo. Renata asegura que Rodolfo tiene que saber algo que le concierne demasiado. Ambas lloran y Dolores le cuenta a su amiga como ha sido de miserable su vida al lado de Rodolfo, quien las descubre hablando y se impacta tras ver a Renata después de tantos años. Le pide que hablen pero ella se niega y lo deja con Dolores, quiens e porta fría con él.

Ignácio le presenta a Esther la demanda de divorcio y ella solamente se burla de él asegurándole que jamás se divorciarán.

Claudia se porta demasiado cariñosa con Demetrio, quien la rechaza. Son descubiertos por Paulina, quien le pregunta a su prima qué intenciones tiene con su padre. Claudia sale del lugar sin decir nada.

Lisandro se encuentra furioso y le exige a Maria Luisa que se reponga pues no pueden permitir que Renata les quite todo lo que han trabajado. A Maria Luisa ya anda le importa y está segura de que a pesar de que han trabajado, Rnata es la dueña absoluta de las empresas. Lisando asegura que entonces tienen que matarla.

Raquenel se entera de la infidelidad de Lisandro gracias a Silvana. Arturo les asegura que Renata necesita apoyo pues Lisandro puede ser capaz de hacerle daño con tal de arrebatarle lo que le pertenece. Raquenel asegura que Renata tiene lo que le ha tocado. Silvana estalla contra su madre y le pregúnta porqué es tan severa con Renata. Raquenel no dice nada.

Julia y Daniel se aman con pasión. Deciden ir a la casa de ella, donde Julia lo presenta como hijo de Renata Duarte. Rodolfo se impacta al escucharlo.



Lisandro busca a Débora, quien se encuentra fornicando con Orlando, el cuál se esconde. Lisandro desea hacer el amor y tras negarse Débora, la obliga por lo que Orlando la defiende. Lisandro se da cuenta entonces del engaño de su amante y saca a Orlando a golpes del lugar. Golpea a Débora, quien trata de defenderse pero ante un empujón de Lisandro, muere accidentalmente. Lisandro huye cobardemente. 

Maria Luisa habla con su sobrina Oriana, a quien le escupe ponzoña y veneno contra Silvana y Arturo asegurando que son unos oportunistas que viven a costa de Renata.

Demetrio llega a casa y no encuentra a nadie por lo que se da una ducha. Al salir, se encuentra con Claudia desnuda en la cama. Intenta sacarla pero ella lo seduce y él cae en sus redes.

Virginia y Esther se encuentran con Renata, a la que no dejan de insultar. Renata le deja muy claro a Virginia que entre ella y Demetrio no existe absolutamente nada. Virginia, que no le cree, no deja de insultarla. Es entonces cuando Renata le pregunta si la insulta por celos de Demetrio o porque no le puede perdonar que en el pasado, mucho antes, un hombre la hay preferido a ella. Esther pregunta de qué hombre habla Renata y Virginia decide huír.

Maria Luisa, dentro de su soledad y su arrepentimiento, solo tiene un deseo: Destruír a renata, pues ella le destruyó la vida.

Renata llega a casa y tiene un enfrentamiento con Lisandro, quien está nervioso y trata de golpearla. Arturo interviene y defiende a su hermana. Lisandro les asegura que no l earrebatarán nada de lo que le pertenece.

Diana seduce a Eduardo y al darse cuenta de que oriana se acerca lo besa, destrozando el corazón de la muchacha. Virginia le asegura a Oriana que Diana y Eduardo se han comprometido y nada podrá separarlos.

Ignácio les asegura a Claudia y Esther que ya no posee nada y que se ha jugado una apuesta donde ha perdido todo. Esther lo abofetea y lo tacha de ser un miserable. Claudaia defiende a su padre y cree que Demetrio los ayudará.

Eduardo les cuenta a sus padres sobre Diana y Oriana, a la que ama. Virgini a le asegura que se casará con Diana pues Oriana los vió besándose y ella le aseguró que estaban comprometidos. Eduardo estalla contra su madre y se marcha. Demetrio acusa a Virginia de buscar ahcer el mal a todos. Virginia asegura que solo se vengará de la mujer que le destruyó la vida.

Lisandro se emborracha y llora amargamente. Maria Luisa lo consuela y le pide qu eluche hasta el final para aplastar a Renata Duarte.

Dolores le confiesa a Rodolfo que la hija muerta de Renata Duarte es la hija que él tuvo hace muchos años con otra mujer, antes de conocer a Renata. Rodolfo no puede creer lo que está escuchando y recuerda sus amorios ¡con Maria Luisa!

Paulina conoce a Arturo en un antro y se enamora perdidamente de él, pues lo considera demasiado guapo, aunque mucho mayor que ella. Arturo se le acerca y entre ambos nace una amistad.

La cena de los candidatos llega y Demetrio se alista. Le pide a Virginia que se de prisa y ella asegura que no asistirá pues no desea ver a Renata. Demetrio le exige que se de prisa pero ella se niega por lo que Claudia se ofrece. Demetrio no desea ir con su sobrina pero Virginia insiste en que Claudia vaya con ellos y la aconseja para que le amargue el momento a Renata, quien acude acompañándo a Lisandro. Tanto Renata como Demetrio se encuentran en un jardíny tras hablar de sus futuros divorcios se besan. Son descubiertos por Lisandro, Virginia y Claudia, quienes arman un espectacular zafarancho en el que Renata y Demetrio confiesan que lucharán por su amor. Claudia se avalanza a cachetadas contra Renata y Demetrio la pone en su lugar.

Nicolás cena con Dolores, Julia y Orlando, a quienes les pide que tengan paciencia con Rodolfo, quien entra borracho a casa asegurando amar a Renata Duarte.

En casa, Lisandro golpea vilmente a Renata por la vergüenza que le ha hecho pasar. Ni Oriana ni Daniel pueden ahcer algo para defender a su madre, la cuál, al agraviarse, es internada en un hospital, donde Maria Luisa felicita a su hermano por haberla puesto en su sitio, y les recuerda a sus sobrinos que su madre es una cualquiera. Oriana defiende a su madre y Lisandro asegura que lo que dice Maria Luisa es verdad: su amdre es una ramera y una buscona. Daniel no soporta los insultos de su padre y le asegura que is vuelve a repetir lo que ha dicho, se las verá con él. Lisandro golpea a su hijo en pleno hospital, ante la repentina presencia de Raquenel, Silvana y Arturo, quien asegura a su cuñado que cada día está perdiendo no solamente poder político y empresarial, si no tambien de admiración por parte de sus hijos.

Virginia también discute con Demetrio y entera a sus hijos de que su padre tiene una amante. Demetrio encara la situación y asegura que isempre amó a Renata y que si el y Virginia se casaron fue poruqe a ambos los venció el despecho, pues despues de muchos años Virginia sigue amando a Rodolfo Fernández. Virginia se impacta en cuanto Demetrio menciona eso frente a sus hijos y lo abofetea, retirándose a llorar a su habitación.

Tras escuchar a Lisandro y Maria Luisa, Raquenel asegura que Renata solamente obtuvo su merecido por comportarse como una cualquiera ante tanta gente que la conoce. Silvana estalla contra su madre y le asegura que si insiste en estar del lado de los Maldonado, terminará como están terminando ellos.

Venciendo su miedo, Orlando decide buscar nuevamente a Débora y no logra encontrarla por lo que entra a su departamento a escindidas y descubre su cadaver en pésimo estado. Decide dar aviso a las autoridades.


Demetrio habla con sus hijos y les confiesa que se divorciará de Virginia, la cuál cada día se encuentra peor, obsesionada con Renata y sus amores del pasado y se niega a recibir ayuda. No sospechan que, mientras ellos hablan, con llanto, Virginia se mete a la tina del baño y allí, recordando cuanto ama a Rodolfo, se corta las venas.

Claudia le cuenta a Esther lo sucedido en la fiesta y que se ha entregado a demetrio. Esther no puede creer hasta donde ha llegado su hija. Claudia jura que hará lo posible por deshacerse de Renata Duarte y de Virginia. 
 
SEPTIEMBRE 2008. Demetrio descubre a Virginia en la tina por lo que de inmediato la interna en el mismo hospital en el que se encuentra Renata.

Renata reacciona de la golpiza y tanto sus hijos ocmo hermanos la apoyan para que deje a Lisandro y comience una nueva vida. Renata jura que así será.

Al cobrar Virginia el conocimiento, Raquenel la visita para verla después de tantos años. Virginia maldice a Renata por todo el daño que le hizo y Raquenel, burlonamente, le cofiesa que toda su vida ha vivdo equivocada pues no fue Renata la que le arrebató a Rodolfo, si no Maria Luisa Maldonado, quien tuvo una hija con él y a la cuál Renata, por caridad, recogió. Virginia se impacta al descubrir que Renata jamás se casó con Rodolfo, pues el embarazo de Maria Luisa se lo impidió.

Demertio visita a Renata, quien llena de golpes llora y asegura no saber qué hacer. Demetrio, como abogado, le aconseja que ponga una denuncia contra Lisandro y se divorcie lo más pronto posible. Son descubiertos por Silvana, quien apoya a Demetrio.

Esther y Claudia llegan al hospital y al ver a Virginia mal le aseguran que Demetrio tiene la intención de hospitalizarla en un lugar para enfermos mentales. Virginia se pone histérica asegurándo qu eno desea ira  dar a ese lugar, asustando a sus hijos.

Orlando confiesa a las autoridaddes que Débora tenía amoríos con Lisandro Maldonado, con quien la dejó la última vez que la vió. Tras ahcer estudios la policía descubre que esa noche en que Orlando vió por última vez a Débora, ésta fue asesinada.

Diana acude al hospital y allí Paulina le presenta a Arturo. Diana queda fascinada con el hombre y al saber que es tío de Oriana hace las apces con ésta, asegurando que Eduardo ya no le importa más.

En casa, Daniel amenaza a su padre con una pistola asegurándole que novolverá a pisotear a su madre. Demetrio reta a su hijo, acusándolo de ser un marica. Daniel dispara y Lisandro se asusta, pidiéndole que se calme. Daniel le exige que se marche de la casa y que se lleve con él a Maria Luisa.

Virginia ha sido calmada con unos sedantes por lo que es llevada a casa tempranamente, donde terminará de recuperarse.

Maria Luisa habla con Lisandro y le pide que hagan algo para deshacerse de Renata aprovechando su estado. Lisandro se encuentra desesperado y más cuando lo visitan las autoridades para interrogarlo sobre el asesinato de Débora Lavalle. Lisandro cuenta que Débora era adicta a las drogas y una zarta de mentiras más que lo descartan como culpable.

Paulina sale tempranamente de casa para encontrarse con Arturo, quien le cuenta de los acosos de Diana. Paulina cree que a su amiga debe ponerle un límite.

Oriana y Eduardo hacen las paces y desayunan juntos en casa de los Maldonado, donde Lisandro mira al muchacho con mala cara, asegurando que es el colmo del cinismo.

En su oficina. Demetrio, acompañado por su concuño, comienza los trámites de su divorcio.

Rodolfo busca a Renata y habla con ella, asegurándole que lo que sucedió hace muchos años fue una trampa de Maria Luisa y Raquenel, quienes hicieron todo para separarlos. Raquenel entra en ese momento y se impacta al ver a Rodolfo. Lo corre pero Renata lo impide asegurándole a su madre que ahora sabe toda la verdad, por lo que la corre de su casa y le pide que nunca más la vuelva a buscar.

Todo está a favor de Esther y Claudia, quienes visitan a Virginia para que ésta les cuente que Renata Duarte no le arrebató a Rodolfo, si no Maria Luisa. Claudia le confiesa a su tía que a ella eso no le importa pues ella, Claudia, será la nueva esposa de Demetrio. Virginia no entiende que tratan de decirle y Esther le aclara a su prima que por el bien de ellas, tiene que morir. Claudia y Esther se vuelven cómplices, asfixiando brutalmente a Virginia, con una almohada, para después salir de casa sin que Nadie las vea.

Demetrio llega a casa junto con Claudia y Esther y se sorprende al encontrar a Virginia muerta. Claudia y esther fingen sufrir demasiado.

Orlando hace el amor con Silvana, quien le pide que le diga porqué ha estado tan raro ultimamente. Orlando le confiesa sus amoríos con Débora. Silvana le asegura al muchacho que ella no siente enojo, pero que quizás lo que ambos deben ahcer es buscarse una relación seria ocn personas de sus edades.

Raquenel sufre por el rechazo de su hija y asegura en la iglesia qu todo lo que hizo fue por el buen nombre de su familia. Nicolás la encuentra desconsolada y le hace ver que la felicidad de las personas está siempre por encima de cualquier tirulo o estatus social.

Paulina y Eduardo sufren al saber que su madre ha muerto y lloran cada uno en silencio. Deciden enterrar a Virginia de inmediato y muy poca gente acude a darle el último adiós. Virginia cree que Renata Duarte es la responsable de todo. Claudia y Esther la apoyan.

CINCO MESES DESPUÉS: Renata toca el piano felizmente, siendo interrumpida por Lisandro quien violentamente le pide una explicación sobre la demanda de divorcio. Renata le deja claro que se divorciarán aunque él no quiera para que ella pueda ser feliz al lado de Demetrio y que si le vuelve a poner una mano encima, lo denunciará.

Paulina pone el grito en el cielo cuando Demetrio le dice que se casará  con Renata. Eduardo trata de convencer a Paulina de que Renata e suna buena mujer.

Arturo trabaja en las empresas, restandoles importancia a Lisandro y Maria Luisa, quienes no desean darse por vencidos, pero Arturo descubre que han cometido fraudes.

Silvana se ha mudado a vivir a casa de Renata, a la que apoya incondicionalmente y a la que felicitan por quedar divorciada muy pronto para casarse con Demetrio. Paulina aparece y le pide a Renata que hablen. Al hacerlo le exige que deje a su padre.

Daniel y Julia se aman locamente y deciden que se casarán, cosa que alegra a Dolores, quien cree que la vida le está sonriendo, pues Rodolfo ha conseguido un trabajo en las empresas Duarte, gracias a Renata.

Orlando les asegura a Silvana y Arturo que él está seguro de que Lisandro asesinó a Debora. Lisandro los escucha y cree que debe eliminar al muchacho antes de que lo meta en un problema demasiado serio.

Arturo sale con Paulina y Diana les arma un escándalo. Paulina cree que su ex amiga está enferma.

Lisandro hábla con Maria Luisa, sintiéndose acorralado. Asegura qu ejamás le dará el divorcio a Renata. Maria Luisa llora, añorando la presencia de Cuna y culpándo a Renata de su fatal destino. Lisandro le asegura que ella fue la única culpable, por enredarse con un hombre que ya estaba comproemtido. Maria Luisa le recuerda a su hermano que, gracias a ella, Renata y Rodolfo no se casaron.

Las bodas de Oriana y Eduardo, como de Daniel y Julia son anunciadas en los medios, pues dos de las familias más importantes de unen a pesar de qu elos padres son contrincantes en las elecciones.

Renata queda divorciada de Lisandro gracias a las pruebas presentadas y a las confesiones de los demás, incluyendo la confesión de Raquenel, quien de último momento confiesa los maltratos fisicos y psicológicos causados a Renata.

Claudia se presenta ante Paulina, a la que le hace saber que Demetrio necesita de una nueva compañera. Paulina le pide a Claudia que no se insinúe como su futura madrastra puesto que Demetrio está completamente enamorado de Renata Duarte. Claudia enfurece asegurando que Renata solo hará sufrir a Demetrio. Esther interviene defendiendo a su hija y Paulina les pide a las dos que, ahora que Virginia no está para protegerlas, tomen sus harapos y se larguen de su casa definitivamente. Eso causa qu eEsther discuta con Ignácio por los planes de Claudia para atrapar a Demetrio, asegurándo sospechar que entre las dos se aliaron apra desaparecer a Virginia.

Maria Luisa cree que si Renata y Demetrio se divorcian ella quedará desamparada por lo que está decidida a hacer algo.

Renata y Demetrio se besan efusivamente. Claudia los sorprende y le exige a Renata que se aleje de él, pues ella es una mujer casada. Claudia insulta repetidas veces a renata, quien la abofetea salvajemente y le pregunta que es lo que se tráe con su prometido. Claudia llora y acepta que lo ama. Demetrio pone a Claudia en su lugar y ésta le pide de rodillas que la ame como ella lo ama a él. Demetrio le asegura que no será así y que él se casará con Renata. Enfurecida, Claudia le declara la guerra a su rival.

Maria Luisa saca demasiado dinero de l aempresa, decidida a huir aunque a Lisandro lo condenen por los fraudes cometidos. Ella desea escapar y salir bien librada de todo.

Claudia busca a Demetrio y le pide que hagan algo para separar a Demetrio y Renata. Él asegura estar más interesado en otras cosas. Entonces Claudia le pide que maten a Renata, pero al final Lisandro manda a asesinar a Demetrio pues él desea a Renata y su fortuna.

Demetrio sorprende a Rodolfo en su oficina por lo que se lleva una gran sorpresa. Rodolfo pide perdón a Demetrio por haberle quitado a Renata en el pasado. Le cuenta lo triste qu ees su vida y Demetrio decide ayudarlo.

Lisandro sorprende a Maria Luisa haciendo maletas y le exige que le diga qué planea hacer. Maria Luisa asegura que se irá lejos de los Duarte pues ya no soporta vivir con ellos. Lisandro le pide que aguante pues Demetrio morirá y los dos deben encargarse de Renata. Matilde los escucha y de inmediato pone a Renata en alerta.

Arturo y Paulina discuten por la relacion de Demetrio y Renata, por lo que Arturo encuentra consuelo en Diana, quien está decidida a arrebatárselo a Paulina.

Rodolfo es confundido ocn Demetrio en las afueras de las empresas Grimaldi, por lo que le disparan y muere.

Renata, preocupada por Demetrio, decide ir a buscarlo y se impacta al saber que el que ha muerto ha sido Rodolfo, por lo que le da la noticia a Dolores, quien sufre por la muerte de su marido. Renata, por su parte, confiesa a las autoridades que todo fue un plan de Lisandro para matar a Demetrio.

Lisandro se entera de la confusión por lo que con sus propias manos asesina a Goyo, el  hombre que mató a Rodolfo, y asegura que tendrá que ser él mismo el que destruya a Lisandro.

Renata se encuentra asustada y Claudia la acusa de ser la culpable de todo por sus bajas pasiones. Dolores interfiere y pone en su lugar a Claudia, quien la acusa de naca. Renata le recuerda a Claudia que ella no es mas que una recogida y una mujer despechada que sabe perfectamente que jamás será correspondida por Demetrio por valer tan poca cosa. Claudia se marcha de casa de Renata, quien desea ayudar a Dolores y lo ofrece trabajar con ella en las empresas.

Maria Luisa decide huir, por lo que abandona la mansión Maldonado Duarte, escapando a su terrible pasado.

Eduardo convence a Paulina de que Renata es una buena mujer y que es la felicidad de Demetrio. Paulina llora amargamente asegurando extrañar a su mamá. Esther interfiere asegurando que ella siempre los cuidará. Paulina le recuerda a su tia que les pidió marcharse para siempre. Esther jura que se marchará con su familia, no sin antes darles una sorpresa.

Claudia está histérica, jura que Demetrio será para ella o no será para absolutamente nadie.

Julia y Orlando sufren por la muerte de Rodolfo. Silvana consuela al muchacho en el entierro y éste le pide que no lo deje jamás. Todos se sorprenden al darse cuenta que algo existe entre los dos. Silvana le promete a Orlando que lo ayudará a salir adelante.

Lisandro sabe que la policía lo busca y se esconde perfectamente, jurando que antes de que lo atrapen hundirá a Renata y Demetrio.

Oriana y Eduardo se casan a pesar de los problemas por los que atraviesan. En la recepción, Renata y Demetrio se pasean juntos y al bailar, Claudia arma un escándalo y Renata la cachetea dejándola en ridículo. Esther trata de intervenir pero Ignácio la detiene. Esther le asegura que le dan ganas de matarlo aél también e Ignácio le pregunta a quién ha matado antes. Éls abe que su esposa y su hija asesinaron a Virginia.

Maria Luisa visita la tumba de Rogelio y llora sobre ella asegurando que jamás dejó de amarlo y que simpre lo buscó sin poder encontrarlo.

TIEMPO DESPUES: Dolores comienza a trabajar en las empresas Dumas, siendo supervisada por Silvana. Ambas se vuelven amigas y agradecen a Renata la oportunidad. Renata las abraza y asegura que juntas y con la ayuda de Arturo sacarán adelante la empresa.

Demetrio le pide a Paulina que acepte a Renata y la muchacha cree que si Renata lo hará feliz, entonces la aceptará, no como madre, si no como amiga. Ambos se abrazan.

Silvana habla con Raquenel sobre las buenas negociaciones de la empresa. Raquenel se arrepiente de haber casado a renata forzosamente con Lisandro. Silvana abraza a su madre, asegurándole que nunca es tarde para arrepentirse.

Maria Luisa se presenta ante Renata y le exige ayuda para salir del país. Renata le recuerda que la estan bsucando por los fraudes realizados en la empresa. Maria Luisa la amenaza con una pistola.

Claudia vive atormentada con el recuerdo de Virginia y, enloquecida, asegura verla en la casa. El fantasma de Virginia la perturba! Esther trata de controlar a su hija, quien llora aterrada por el acoso de Virginia.

Matilde ha avisado a la policía de la presencia de Maria Luisa en casa de Renata por lo que llegan a detenerla de inmediato. Maria Luisa, aun así, atenta contra la vida de Renata a la que ocnfiesa cuanto odio siente por ella.

Diana sorprende a Arturo reconciliándose con Paulina por lo que cree que lo mejor será tomar unas vacaciones al extranjero y olvidarse de él.

Maria Luisa confiesa no saber del paradero de Lisándro pero aun así es recluída por fraude e intento d ehomicidio, pagando una sentencia de diez años.

Lisandro se entrevista con Claudia, quien consigue un veneno mortal para terminar definitivamente con la vida de Renata Duarte, contándole de la detención de Maria Luisa. Al saber que us hermana ha sido encarcelada, Lisandro cree que el final está cerca por lo que debe darse prisa.

Orlando y Silvana deciden empezar una relación ahora que él ha comenzado a terminar sus estudios universitarios. Ella le asegura que en cuanto termine le conseguirá un empleo en las empresas Dumas.

Renata se encuentra feliz, dichosa, al lado de Demetrio y ambos cenan en un restaurante, donde Claudia se hace pasar por mesera, poniendo en los alimentos de Renata el fatal veneno.

La policía se encarga de buscar a Lisandro pero no lo encuentra.

Eduardo y Oriana viven dichosos, felices, y aconsejan a Daniel y Julia que apresuren su boda. Daniel y Julia les dan una alegre noticia: Han sido contratados por una disquera para grabar su primer material discográfico!

En el restaurante, Lisandro sorprende a Demetrio y renata, quien está a punto de consumir la comida envenenada. Lisandro le apunta a Demetrio asegurándole que su final llegó. Dispara, pero Claudia, enamorada, se interpone ante el disparo, siendo ella la que sale herida. Lisandro sale huyendo mientras que Deetrio pide ayuda para Claudia, quien, desangrándose, le dice que siempre lo amó y que lo amará hasta la eternidad. Confiesa su crimen en contra de Virginia y menciona el nombre de su madre.

Dolores habla con sus hijos y les asegura que la vida les ha sonreido justo después de una terrible desgracia como el haber perdido a Rodolfo, pero que todos saldrán adelante. Se mudan de su vecindad, a una casa más decente. Nicolás  los acompaña y bendice a Dolores por toda la fuerza para sacar adelante a su familia.

Claudia muere en la ambulancia, llenando de horror a Renata, quien teme a que Lisandro le haga daño.

Lisandro es perseguido por la policía y en su intento por escapar en su auto, cae en un barranco, estallando el coche, fulminándolo.

Ignácio decide abandonar a Esther, a quien a demás Demetrio entrega una suam de dinero para que se marche lejos. Esther sufre por la suerte de su hija y solamente culpa a Virginia y Renata. Al estar en una estación de autobuses, es detenida por la policía, quien le informa que está acusada de haber participado en el homicidio de Virginia de Grimaldi.

Raquenel hace las pases con Renata y acepta a Demetrio como yerno, por lo que ya aclarado todo deciden que se casarán muy pronto.

En el hospital, la policia aguarda a Claudia, quien será condenada por el asesinato de Virginia. Claudia enloquece aún mas al darse cuenta de que ha perdido, tras los disparos, el movimiento de su cuerpo.

Arturo le propone matrimonio a Paulina y ella acepta, feliz, pues lo ama demasiado.

En la cárcel, Esther y Maria Luisa Pelean frente a Claudia, quien inmóvil, en una silla de ruedas, llora, maldiciendo a Renata Duarte por haberle arrebatado al hombre de su vida. Claudia y Esther han sido condenadas a 40 años en prisión.

Tiempo después Renata y Demetrio se casan en la playa, en una lujosa ceremonia religiosa con la que sellan su amor, acompañados de sus seres más queridos.





Fin